maximizar eficacia publicidad

 

Casos como la fuga de anunciantes hace unos meses en el programa de telecinco ‘La Noria’ o el que se está dando ahora mismo en el programa ‘Campamento de verano’ (casualmente de la misma cadena) nos hace plantearnos la necesidad real de saber dónde se invierte el dinero, y de la importancia que tiene la imagen de marca más allá de conseguir un aumento de ventas puntual.

Poniendo en antecedentes: una empresa anunciante contrata unos servicios a un canal (en este caso una televisión) para que, en un momento con una audiencia determinada (esperemos que, por lo menos, la misma estuviera segmentada y se estuvieran dirigiendo al público objetivo), publiquen su anuncio. Pero, ¿qué pasa si el contexto del programa se vuelve en contra, si las sensaciones que transmite dicho canal son negativas? En este caso una prueba emitida por dicho programa (embadurnar a una mujer en chocolate y hacer que otros concursantes le ‘laman’) ha generado mucha controversia en Internet. La plataforma hazteoir ha logrado lo que hace décadas parecía imposible: poner en conocimiento de la masa información que puede resultar ‘incómoda’ para las grandes empresas. Lo que no tiene por qué ser malo.

Por un lado debemos destacar la importancia del canal en relación con el mensaje. El canal termina formando parte de dicho mensaje, por lo que hay que elegirlo cuidadosamente. No sólo es importante dirigirse al público que corresponde (lo cual es obvio), sino también cuidar cómo van a recibir la idea que se quiere transmitir, el estado de ánimo que van a tener y las sensaciones con las que la van a asociar.

Más interesante de estudiar, dentro de este caso, es la importancia de Internet y su inmediatez dentro del mundo en el que vivimos. Hace algún post comentábamos la velocidad con la que se transmiten los comentarios y las ideas, impensable hace unos años y un punto a tener muy en cuenta dentro de cualquier campaña de márketing que se precie. Un buen community manager parece imprescindible en los tiempos que corren, pero también lo es unos buenos diseñadores de campaña, que prevean lo máximo posible cualquier consecuencia en las acciones a realizar. Y, como también se ha comentado, es básico saber reaccionar a tiempo.

Empresas como Mc. Donalds parecen haberlo hecho, ya que han retirado los anuncios (a diferencia de otras como Coca Cola), pero, ¿es ésto suficiente? A tenor de los comentarios vertidos en las redes sociales, en las que tachan a la empresa de haber tardado en reaccionar, parece que no. En resumidas cuentas, la reacción de la multimillonaria internacional no parece haber estado a la altura de sus pingües ingresos.

No olvidemos que Internet está dando una voz a la masa que hace que sea más importante que nunca realizar las campañas de comunicación correctamente.