internet

Dentro de la rama económica del márketing nos encontramos con un hito histórico que ha cambiado la forma de percibir dicha disciplina de una manera radical: el nacimiento y la masificación de internet. Los beneficios que proporciona internet son numerosos, pero conviene focalizarlos para ver realmente cómo puede ayudar a una pequeña empresa o negocio dentro de su ámbito diario.

No es nuestra intención hacer un estudio pormenorizado, sino más bien un acercamiento básico que permita saber qué acciones concretas dentro de internet pueden ayudar e impulsar realmente nuestra imagen de marca.

Pero antes de ver qué acciones concretas pueden ayudar, es conveniente conocer cuáles son los beneficios y los inconvenientes que conlleva el uso de internet.

 

Beneficios de internet dentro del márketing

– Inmediatez en la comunicación y dinamismo en la misma

Realizando un márketing telemático a través de internet logramos llevar a cabo el plan de márketing de una manera mucho más directa al eliminar intermediarios. Además, esto mismo también hace que haya malos entendidos: lo que queremos hacer es lo que finalmente se hace, ya que hay que ajustarse en menor medida a las imposiciones de dichos profesionales de otros canales como la radio, televisión, periódicos, etc.

Esta inmediatez es la gran baza de este tipo de márketing, y nos ayuda a poder llevar el plan de una forma mucho más dinámica, modificándolo o redirigiéndolo si es necesario.

 

– Medio de comunicación dirigido a la masa barato

Los medios dirigidos a la masa suelen ser caros, y además conllevan una segmentación relativamente baja (en un periódico la sección de economía es leída por muchas personas de distintas edades, situación económica, etc.). El márketing ha encontrado en internet una manera fácil y barata de llegar a muchas personas (físicas o jurídicas), y además de que éstas sean el público objetivo al que va dirigido.

 

– Estudio de bajo coste de mercado

Gracias a internet se ha logrado que el estudio de mercado sea mucho más barato, por lo menos aquél inicial que se realiza para esbozar los planes de márketing. Sin internet este primer filtro es mucho más costoso, por lo que debemos aprovecharlo. Bases de datos o páginas del propio público objetivo son algunos de los ejemplos que hacen de los estudios un tema más asequible para las empresas.

 

– Estudio de bajo coste de la exposición de la información en ciertos ámbitos

Este beneficio va de la mano de las anteriores. La segmentación lograda por los canales derivados de internet es muy elevada, y la información de los mismos muy completa. Ambos puntos nos ayudan a saber con cierta precisión tanto la cantidad como el tipo de público al que va a estar expuesta la información, gracias a herramientas como google analitycs o redes como ORDENN. Los informes derivados de este tipo de herramientas de estudio de visitas puede utilizarse para comparar distintas alternativas, pagando un precio justo por el tipo de servicio que se va a contratar (anuncio en un periódico, en redes sociales, etc.).

 

– Posibilidad de uso de herramientas avanzadas y anteriormente costosas de forma fácil y gratuita

Internet ha derivado en un sinfín de potentes herramientas, debido principalmente a los reducidos costes fijos que conlleva su creación. Éstas, a su vez, se han encontrado en un mercado con una competencia feroz, lo que les ha obligado a buscar maneras de monetización alternativas (publicidad, etc.) que desembocan en grandes beneficios para los usuarios, que se encuentran con programas y aplicaciones de muy bajo coste (en muchas ocasiones gratuitos) cuyos servicios, hacía unos años, eran proporcionados por empresas o programas muy costosos.

 

– Feedback rápido y directo

Internet ofrece la posibilidad de que los usuarios contesten de una forma sencilla y rápida. Todo ello, unido a las posibilidades (más cercanas que nunca)  de ofrecer promociones y regalos (a través de redes sociales como Facebook, por ejemplo), hacen de este aspecto uno de los más interesantes dentro del mundo de internet.

 

– Poco personal necesario

Muchos de los puntos anteriores se unen a la no necesidad de movilidad por parte de los trabajadores de márketing, lo que hace que sea necesario menos personal para realizar un trabajo de la misma calidad.

 Autor: Rodrigo Tovar Monge