Posicionamiento web

Si tiene usted una página web y quiere mejorar su posicionamiento existen una serie de medidas (conocidas como SEO) que le ayudan a que los buscadores le sitúen en una posición mejor de la que tendría si no las tomara. Pero estas medidas no son iguales a lo largo del tiempo, ya que los buscadores cambian de parámetros de manera constante a la hora de decidir cuándo un contenido es relevante o no. Y no sólo eso, en los últimos años empresas como Google penalizan de forma severa algunas acciones que en el pasado estaban ‘premiadas’ (quizá por desconocimiento de su existencia por parte del buscador, quizá porque no existía la tecnología suficiente como para identificarlas), lo que ha hecho que muchos de los sitios web hayan caído en picado al no haberse actualizado.

Por esta razón debemos ser conscientes de dos aspectos cruciales:

– El SEO debe ser dinámico y mantenido en el tiempo

El hecho de que hayamos logrado un posicionamiento adecuado no significa que el mismo se vaya a mantener. Debemos seguir invirtiendo tiempo y dinero en que así sea, sobre todo teniendo en cuenta lo antes mencionado: lo que anteriormente pudiera haber sido beneficioso para un sitio web (como, por ejemplo, crear una página dentro de un sitio llena de palabras clave y redirecciones) ahora está penalizado. El encargado de llevar el posicionamiento debe reciclarse continuamente, y estudiar el comportamiento del posicionamiento de manera dinámica.

La profesionalidad en este ámbito es lo más importante, por lo que dicho trabajador (interno o externo) debe ser de confianza, tener aptitudes (y actitudes) y tener una buena imagen de nuestra propia marca y empresa. En caso contrario su trabajo, por muchas horas dedicadas al mismo, puede ser muy negativo para nuestro negocio. Y recordemos que, cuando un buscador cataloga una web como ‘malintencionada’ en este aspecto, es muy difícil (creedme que así es) lograr que salga de esa ‘lista negra’.

– Un SEO mal realizado no es neutral para nuestro sitio

Como se ha comentado el SEo es conveniente realizarlo de manera correcta desde un inicio. Una mala práctica puede ser desastrosa para la evolución de nuestra página, pudiendo hacernos perder clientes y llegando incluso a impedir que, en un futuro y con un crecimiento orgánico natural, podamos estar en una posición privilegiada. Así pues, y tal y como recomienda el propio Google, es recomendable estudiar bien quién va a realizar el SEO para que sus acciones sean las adecuadas para nuestras intenciones.

Para más información recomendamos visitar las páginas de consulta de Google al respecto:

Optimización del SEO

Directrices para webmasters

Conceptos básicos de Google