Pyme e internet

Voy a tratar un tema que no se tiene muy en cuenta pero que es muy importante para las actividades que entran dentro del campo del ‘community manager’ o gestor de la imagen de marca en las redes sociales. Un problema que acecha a los empresarios de pequeñas empresas que, siguiendo las instrucciones y pautas que encuentran en internet, deciden comenzar a realizar este tipo de acciones tan importantes hoy en día. Efectivamente, me estoy refiriendo a la importancia de separar el ámbito personal del profesional cuando se expone uno a las opiniones de una comunidad tan grande como la que compone internet.

Un Community Manager, fuera de su especialización en este ámbito dentro del campo técnico, sabe perfectamente que sus “opiniones” vertidas en internet –cuando actúa como auditor de una marca– componen una estrategia a gran escala y no se centra en sus necesidades como individuo sino en las necesidades de la marca que representa. Por tanto las opiniones negativas recibidas sobre este tipo de actuaciones –que pueden provenir de personas a título individual, de la competencia de manera encubierta, etc.- no le afectan, ya que prevé que van a existir y, sencillamente y llegado el momento, las obvia. O, en el mejor de los casos, le ayuda a pivotar en su estrategia para mejorarla.

Uno de los problemas por el que pasan todos los empresarios que quieren dar a conocer su marca en las redes sociales pero que no tienen experiencia en este ámbito es asimilar este tipo de opiniones negativas. Puede parecer una tontería, pero muchas de las pequeñas empresas que entran en las redes sociales acaban dejando este ámbito por distintos problemas entre los que se encuentran esta falta de ‘despersonalización’ de personas que intentan hacer un trabajo profesional pero que no consiguen ver las opiniones y agresiones –que, no nos engañemos, se dan continuamente lo hagamos bien o no- como parte de su propia estrategia. Todo ello termina desembocando en miedo para acciones futuras y, a la postre, en evitar realizar más acciones en estos campos.

Promocion

La figura del Community Manager es, por tanto, muy importante no sólo como técnico sino como ejecutor de un plan. Nada de lo que diga debe tomarlo como algo personal, por lo que cualquier crítica recibida debe verla como una herramienta y no como una opinión real contra él.

foto_0220110926174759

Y, por supuesto, todo lo anterior deriva en que, en la mayoría de las ocasiones, los empresarios deban delegar este tipo de actuaciones en profesionales Social Media ya que, como recogen en trecebits, una empresa tiene mucho más que perder a lo que tiene que ganar al entrar en las redes sociales.