promoción

Los distintos tipos de promociones, debido a sus características propias, son idóneas para un grupo de personas determinado. Así, debemos diferenciar entre varios grupos, en función del esquema presentado en las otras entradas relacionadas con la promoción.

Para poder entenderlo en su contexto es recomendable que, antes de continuar, echemos un vistazo a la entrada de El patrocinio como pilar en ciertos tipos de promocionesEl ABC de las promociones: Las cuatro herramientas más importantes y El ABC de las promociones. Cuatro buenas prácticas. Con este artículo, unido a los anteriores, damos por finalizada la serie relacionada con las promociones, por lo menos desde un punto de vista general.

Como siempre, si tenéis alguna entrada que aportar, o información relacionada con cualquiera de los temas que exponemos aquí, os invitamos a que visitéis el apartado de colaboraciones.

1) Promociones dirigidas a los clientes -también llamadas ‘promociones de consumo’ o ‘promociones de ventas’-.

Son promociones que tienen como objetivo impulsar las ventas desde el escalón más bajo en el canal de ventas: los clientes. Son útiles siempre y cuando se vayan a utilizar para alguno de los siguientes fines:

– Impulsar las ventas en el corto plazo.

– Hacer un hueco en la mente de los consumidores para productos muy novedosos y no asentados en el mercado.

– Contrarrestar acciones de la competencia.

– Impulsar salidas del stockaje, y contrarrestar caídas del consumo principalmente en épocas estacionales o ciclos de ventas.

– Impulsar el apoyo de los minoristas, generalmente en épocas de pocas ventas del producto. Con ello es posible lograr abarcar más espacio en los lineales.

Entre las promociones más habituales que pueden estar dirigidas al consumidor final podemos destacar:

– Rebajas y descuentos, con la intención de aumentar el número de consumidores.

– Aumentar la cantidad de producto.

– Cupones o vales descuento y, en general, promociones que permitan la promoción cruzada.

– Muestras

– Premios y concursos

– Regalos publicitarios

2) Promoción dirigida a los revendedores y comerciales

Son aquellas promociones dirigidas a impulsar y a motivar a los comerciales y a la persona encargada de revender el producto. Consiste en premiar a los revendedores por incrementar las ventas. A pesar de que los premios pueden ser de distinta índole se reduce a que tengan un objetivo que cumplir e impulsar las ganas de llegar a él.

Las promociones más habituales dirigidas a los vendedores son las siguientes:

– Primas por objetivos

– Concursos y premios.

– Distinciones

 

3) Promoción dirigida a los intermediarios

Son aquellas promociones que tienen como finalidad impulsar la imagen del producto entre otros grupos de personas que influyen en el canal de ventas.

Las promociones más habituales son las siguientes:

– Muestras de productos gratuitos.

– Presencia en exposiciones y ferias.

– Descuentos, primas.

– Concursos y premios.

– Publicidad en el punto de venta.

– Promociones cruzadas entre empresas.